AMIAD WORLDWIDE

Select your country and language

Based on your current location, we recommend this Amiad website for you

North America - English

Filtración de agua para riego de paisajismo

Aviv Vered
RSM, Medio Oeste, Noreste EE.UU y Canadá // 23 Jun. 2021
Aviv es ingeniero técnico en aguas y suelos que se incorporó al equipo de riego en 2018.
A medida que nos acercamos a la temporada de riego, vemos cada vez más propietarios de viviendas, de propiedades comerciales y parques municipales que utilizan fuentes de agua natural para el riego.

Los propietarios de viviendas con acceso a un lago, estanque, o incluso a un pozo preferirán utilizar el agua de forma gratuita antes que pagar por usar el agua de la ciudad para el riego. Cuando se utiliza agua superficial, se recomienda instalar un filtro después de la bomba para proteger el sistema de riego. Sin un filtro el césped sufrirá de sequedad, las áreas de canteros tendrán escasez de agua, y todas sus inversiones en paisajismo podrían perderse.

<< Aprenda cómo ahorrar recursos con el filtro autolimpiante Mini Sigma para Riego >>

¿Cómo elegir un filtro?

Los filtros, al igual que otros dispositivos de riego, pueden ser comprados a su proveedor de riego local. Hay una gran variedad de  filtros disponibles: desde los simples manuales de plástico, pequeños de diámetro 3/4″ de entrada/salida para zonas reducidas, hasta los filtros automáticos de 2″, 3″ y 4″ para proteger un sistema completo.

Los filtros principales generalmente utilizan elementos de mallas de 130 a 200 micrones, mientras que los filtros secundarios (por ejemplo, para zonas de goteo) utilizan normalmente elementos de mallas de 100 micrones. Es muy importante conocer el caudal para que su proveedor de riego pueda proveerle el tamaño de filtro adecuado para su aplicación.

¿Qué grado de filtración es el adecuado?

Los elementos de mallas están disponibles entre 80 micrones (200 mesh) y 500 micrones (30 mesh). Los elementos de mallas están codificados por color para facilitar el reconocimiento del grado de filtración.

¿Con qué frecuencia es necesario limpiar el filtro? 


La respuesta depende del tipo de filtro:
Filtros manuales
Filtros semiautomáticos
Filtros automáticos autolimpiantes

Durante el verano, cuando un filtro se utiliza de forma consistente, el propietario o el contratista de riego tendrá que abrir un filtro manual una vez a la semana para ver si la malla necesita ser limpiada.

En los filtros semiautomáticos, es fácil saber cuándo se requiere realizar la limpieza gracias al Kit Indicador de Obstrucción (CIK). Los filtros semiautomáticos incluyen un escáner con cepillos o de succión para permitir que se realice la limpieza sin tener que abrir el filtro, pero aun así requieren que alguien realice la función de limpieza.

Los filtros automáticos autolimpiantes no requieren ningún trabajo manual para limpiar el elemento malla de la acumulación de residuos. Los filtros automáticos se lavarán periódicamente en función de la presión diferencial (DP) entre la entrada y la salida del filtro. Además de ahorrarle tiempo para comprobar y limpiar el filtro, un filtro automático garantiza que el agua siga fluyendo aguas abajo sin interrupción durante su proceso de lavado.

¿Qué tan caros son los filtros?

Los precios de los filtros para cada aplicación de riego pueden variar ampliamente. Un filtro de plástico manual simple puede costar unos US$20, mientras que un filtro autolimpiante totalmente automático podría costar US$2.500 o más. De todos modos, instalar un filtro es altamente recomendable para proteger su inversión en el sistema de riego, y para proteger, asimismo, su césped y sus flores.

¿Dónde puedo comprar un filtro?

Amiad cuenta con un rango completo de filtros manuales, semiautomáticos y automáticos que usted puede adquirir en su distribuidor de riego local. Para obtener más ayuda en la determinación de cuál filtro es ideal para su aplicación, póngase en contacto con nosotros haciendo click aquí.